Guerra de guerrillas: tácticas de evasión

A veces, nuestra cita es un fracaso y no sabemos cómo escurrir el bulto.

Puede que no se trate de una cita, sino de una situación indeseada o de algo que se tuerce. O puede que no sepamos (o no queramos) decir adiós muy buenas, sin más. Para todos estos casos existe un ramillete de trucos, que probablemente conozcas de alguna vez que alguien te los ha pasado por la cara.

Y estoy seguro de que, en su mayor parte, funcionaron.

Veamos a qué me refiero. Sigue leyendo