Toda persona sensual que se precie termina por explorar de alguna manera su lado erótico.

A la hora de hacer estas cosas, más de uno y más de cien termina embadurnando de crema de cacao a la otra persona… O de mermelada, o nata, o cualquier otra historia. El problema con esto es que terminan provocándole a la otra persona una infección; y suertudos son ellos si consiguen escapar con el estómago revuelto y nada más.

Personalmente, me dediqué a investigar opciones más divertidas…

Existiendo la cosmética erótica y sus maravillosos inventos (los aceites y lubricantes comestibles, los polvos de miel, el chocolate líquido para bodypainting y muchas más), me guardo la nata y el champagne para brindar y para los pastelitos. Salvo que en alguna ocasión me parezca irremediablemente sexy hacer un bodyshot.

Por eso, y aprovechando este nuevo proyecto y sus iniciativas, voy a compartir una de mis marcas favoritas de cosmética erótica. No digo que no me gusten otras, sino que prefiero la que os voy a mostrar…

https://i2.wp.com/www.shunga.cl/img/logo.jpg?resize=400%2C130

Haz clic en la imagen para ir al sitio web de Shunga

Desde su propia web nos dicen lo siguiente:

La colección de SHUNGA Cosmética Erótica se ha creado ante todo para los amantes de lo genuino, que conciben su sexualidad como una forma de arte.

Inspirado por las obras de arte erótico japonés del siglo XVI al siglo XVIII y por la historia de la SHUNGA, estos productos actúan como un medio entre amantes que están a punto de cumplir con el fin de aumentar su pico de excitación sexual en su más íntima unión.

Esto significa que su fuente de inspiración es una de las formas de expresión más auténticas y sensuales que se han conocido hasta ahora. ¿A que se nota por qué me atrae? Mi señorita miau me sorprendió gratamente al invitarme a probar a ciegas uno de mis productos favoritos de esta marca… Un escándalo de noche.

Si leemos su presentación, tal vez parezca que prometen demasiado a simple vista… Pero aquí estoy yo, para atestiguar que cumplen. Y por ello quiero hablaros de los productos que más horas de diversión me han dado:

Paquete Placeres carnales:

Esta pequeña bomba de sensualidad lleva una selección de productos para reventar somieres y pasar noches en vela:

  • ~ Un aceite de masaje comestible, para calentar motores…
  • ~ Un plumero para las personitas más inquietas…
  • ~ Unos polvos corporales que puedes esparcir con el plumero…
  • ~ Un aceite erótico para darle un masaje más profundo…
  • ~ Un aceite con afrodisíacos naturales, que aumenta la sensibilidad…
  • ~ Un bálsamo orgásmico con efecto frío y calor, que además intensifica las sensaciones.

El placer que proporciona justifica de sobra los casi 90 euros que vale el paquete (87,60 euros para ser exactos).

Crema potenciadora de la erección:

  • ~ Fabricada con extractos de planta. Produce un efecto de cosquilleo y calor frío impresionante.

  • ~ Se aplica a través de un masaje, que puede volverse muy divertido y creativo según tu compañía… 😉
  • ~ Efecto inmediato que puede durar en torno a una hora… ¡Y a veces tiene incluso resaca!
  • ~ Aumenta la sensibildad de ambos y es compatible con el latex… Perfecto para la penetración.
  • ~ Aroma y sabor a fresas con menta… La delicia de los amantes del sexo oral.

Esta cucada de cremita cuesta 27,55 euros en un envase de 60 ml.

 

Chocolate sensual para bodypainting:

  • ~ Disponible en tres sabores: chocolate, fresas con champagne y chocolate con vainilla.
  • ~ Incluye un pincel para que le des rienda suelta a tu creatividad sobre el mejor lienzo… Su piel.
  • ~ Es completamente comestible, así que puedes divertirte borrando los dibujos que hagas.
  • ~ Perfecto para los juegos previos… Y si lo empleas después de un masaje, doble diversión. 😉

Este fetiche para los más creativos puede adquirirse al coste de 15 euros por cada bote de 100 ml.

Si quieres comprar cualquiera de los productos de Shunga, puedes ir a esta página web y curiosear en el catálogo. Apunta los que te interesen (aunque te aviso, hay tantas cosas que seguro que te interesa algo más aparte de estos cosméticos) y ponte en contacto conmigo para que te haga una oferta especial, pues soy distribuidor.

Mi selección personal es muy variada… ¿Cuál es la tuya?

Estoy seguro de que has barajado tus opciones al menos una vez en la vida… Tal vez con esta o con otras marcas.

¿Acaso tú fabricas y vendes tus propios productos? ¡Cuéntanoslo!

Si te animas a compartir, podemos disfrutar todos de la experiencia y aventurarnos por nuestra cuenta… Precisamente la base del espíritu Play it Sexy! 😉

Mientras tanto, cuéntame qué te parecen estos productos, y si compras artículos de esta u otras marcas. Cuéntame también tu experiencia comprándolos en tienda y por internet; y tu satisfacción con la entrega y el producto en sí.

Además, si tienes buenas ideas para usarlos… ¡No te cortes en recomendarlas!

Y recuerda…

Si sabes cómo vivir, puedes vivirlo todo… Así que Play it Sexy!

Sergio

¡Comentar es sexy! Comparte tus pensamientos...